Embajada de la República Argentina en Reino de Tailandia

 

Arsat 1 - ARGENTINA LANZA UN SATELITE AL ESPACIO

ARSAT-1 es el primer satélite del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones (SSGAT), un programa que implica el diseño, la fabricación, la puesta en órbita y la operación de satélites propios con el objeto de incrementar las capacidades de nuestro país en materia de telecomunicaciones, garantizando conectividad de igual calidad a todas las regiones del país. El objetivo del satélite ARSAT-1, que demandó más de 1.300.000 horas hombre de mano de obra argentina, es transportar señales de radiofrecuencia en banda Ku para telecomunicaciones brindando servicios de televisión directa al hogar, acceso a Internet para su recepción en antenas VAST y servicios de datos y telefonía sobre IP a toda la Argentina y países limítrofes.

A nivel nacional INVAP es contratista principal de la empresa ARSAT, dependiente del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios (MINPLAN), para el diseño, la fabricación, la integración y los ensayos del ARSAT-1.
La decisión estratégica de crear la empresa ARSAT (2006) y el uso inteligente del poder de compra del Estado, a través del cual se confió el desarrollo del satélite ARSAT-1 a científicos, ingenieros y técnicos argentinos, se enmarcan en las políticas de apoyo del Gobierno Nacional que priorizan el rol de la ciencia y la tecnología para el desarrollo social y económico del país. 

Características del ARSAT-1

Un satélite es geoestacionario - recorre una órbita geoestacionaria-  cuando realiza un giro completo en su órbita en el mismo tiempo en el que la Tierra efectúa una rotación completa alrededor de su propio eje, es decir 24hs. Esta particular sincronización se logra cuando el satélite ocupa una posición en la órbita geoestacionaria, que tiene una altura de aproximadamente 36.000 km de la Tierra.

El satélite ARSAT-1 cubrirá una de las posiciones geoestacionarias asignadas a nuestro país por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), dependiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU): la 71,8° longitud Oeste, a 35.786 km sobre el nivel del mar en la órbita que circunvala la Tierra en el plano del Ecuador.
Pesa cerca de 3 toneladas con sus tanques de combustible llenos y sus dimensiones de base son 2 m x 1,8 m y de altura 3,95 m. Una vez en órbita, se despliegan los paneles solares alcanzando los 16,40 m de envergadura y su antena de comunicaciones es de 2 metros de diámetro. 
 
Vistas de las dimensiones de ARSAT-1.

El diseño de la huella o área de cobertura del ARSAT-1 concentra su potencia máxima sobre el territorio nacional –incluyendo las bases antárticas e Islas Malvinas–, incorporando así las zonas que los operadores privados consideran económicamente poco atractivas y que en el pasado no recibían cobertura. Por esto, el satélite garantiza la conectividad de igual calidad a todas las regiones del país, enmarcándose así en las políticas públicas de inclusión del Estado nacional, para reducir la brecha digital.

Hecho en Argentina

ARSAT-1 es el primer satélite de telecomunicaciones diseñado, integrado y ensayado completamente en Argentina. El mismo fue especificado por la empresa nacional de telecomunicaciones ARSAT, que también realizó el seguimiento programático de todo el proyecto, controlando tanto el diseño y la fabricación como los ensayos funcionales y ambientales realizados para garantizar la aptitud del satélite para operar en la órbita asignada. La empresa también tiene a su cargo la gestión del aseguramiento del satélite y es responsable por su traslado al sitio de lanzamiento, su puesta en órbita y su operación.

El diseño, la fabricación y la integración del ARSAT-1, así como los ensayos funcionales y ambientales que se le realizaron, estuvieron a cargo de INVAP que, en función de su vasta experiencia en satélites de observación de Tierra, fue elegida como contratista principal para la misión ARSAT-1. Asumió y cumplió así con un gran desafío: el desarrollo y la  fabricación de un satélite que debe orbitar cerca de 36.000 km de distancia de la Tierra, tener una duración mayor a 15 años, una disponibilidad en la prestación de servicios de comunicaciones del 99,9% y una precisión de apuntamiento de la antena de 0,15°.

Los ensayos ambientales del ARSAT-1, en los que –con resultados exitosos– se simularon las condiciones hostiles que soporta el satélite durante el lanzamiento y en el espacio, se realizaron en el Centro de Ensayos de Alta Tecnología (CEATSA), empresa creada en 2010 producto de un acuerdo entre ARSAT e INVAP con el objetivo de brindar servicios de ensayos ambientales a la industria satelital argentina –entre otras-, complementando los procesos productivos y aportando ensayos y mediciones para controlar la calidad de sistemas tecnológicos complejos.

 

Más información en http://www.invap.com.ar/

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular





 

 

 
 
Palacio San Martin